Los collares de lactancia son un complemento para las mamás, diseñado y creado para que los bebés puedan tocarlo y morderlo sin peligro.

Póntelo, y tu bebé ya se encargará de darle uso mientras lo tienes en bracitos.